ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

Por Ascensión Ramírez Cagigas. Licenciada en Psicología y Psicoterapeuta

  1. El proceso de envejecimiento es distinto en cada persona
  2. Creencias que afectan para envejecer
  3. Cómo cuidarse
  4. Como cuidarse cuando se cuida a alguien
  5. Ejercicios para rejuvenecer cada día
  6. Páginas Webs recomendadas

El proceso de envejecimiento es distinto en cada persona.

Hay numerosos estudios que demuestran las diferencias en la manera en que cada persona envejece e incluso se establecen “tres edades distintas” (Chopra, 1993):

Edad cronológica: es la que tienes según el calendario

Edad biológica: es la que tiene tu cuerpo

Edad psicológica: es la que tienes según te sientes

Según Deepak Chopra, endocrino americano de origen hindú, “sólo la primera de éstas es fija, pero la edad cronológica es también la menos fiable de las tres. Una persona de cincuenta años puede estar casi tan sana como cuando tenía veinticinco; otra, en cambio, puede tener ya un cuerpo de sesenta y hasta de setenta años.

En su libro Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo, Chopra argumenta con detalle que el envejecimiento saludable es posible, siempre que la persona haga un compromiso con la vida, manteniéndose creciendo en cada momento.

No parece que lo que postula el autor citado sea fácil, sin embargo alguna explicación ha de darse a las grandes diferencias que todos nosotros observamos a nuestro alrededor. En un estudio realizado en España en 2006 (Otero, Zunzunegui, Béland, Rodríguez Laso y García de Yébenes), la participación social del mayor en su ambiente, le hará sentirse activo, acompañado, motivado para disfrutar de esta etapa vital en las mejores condiciones. Así, este estudio describe la importancia de “considerarse útil” para lograr una mayor longevidad, cuidando un desgaste excesivo de actividad. Comentan más en concreto que: “A nivel individual, las personas con estilos de vida sanos e integración social tienen mayor esperanza de vida y menor incidencia de discapacidad.

Abstenerse del tabaco, hacer un uso moderado de las bebidas alcohólicas, hacer ejercicio físico, tener buenos hábitos de sueño, mantener un peso corporal adecuado aparecen constantemente asociados a una larga vida sin discapacidad (Vita, 1998).

Una vida social activa, con una buena red familiar y social, con actividad en la comunidad protege de la mortalidad y predice el mantenimiento de la capacidad funcional y la función cognitiva.”

Según Chopra, “la antigua vejez se caracterizaba por decaimientos irreversibles en todos los frentes: en el físico, el mental y el social”.

“La nueva vejez apareció en escena pasado medio siglo XX de condiciones de vida mejoradas e intensos avances médicos, que han propiciado que el 80 por ciento de la población de los países desarrollados alcance al menos los sesenta y cinco años”. “Hace un siglo la media de la esperanza de vida humana era por debajo de los cuarenta años.”

Es importante saber que el envejecimiento se frena con una nueva actitud en el momento presente como comentaremos a continuación.

2. Creencias que afectan para envejecer

“Una creencia es algo a lo que te aferras porque consideras que es la verdad” (Chopra, 1993). La reflexión sobre las ideas que tenemos cada uno sobre cómo envejecer nos prepara para recibir esa forma imaginada de vejez.

El futuro no existe pero sí lo que llevamos dentro que será, así que es muy importante un nuevo planteamiento de hacerse mayor pues es el medio de lograr la ancianidad que deseamos.

Práctica: Desarrollamos en la mente una vejez soñada durante 5 minutos.

3. Cómo cuidarse

Las claves del autocuidado son el movimiento, la hidratación, la alimentación, ocuparse en algo y el descanso.

Estas cinco acciones consiguen que tu vida se equilibre y se renueve de modo constante.

– El movimiento es básico para tu salud física, el cuerpo se resiente con la inmovilidad, pierde masa muscular y paralelamente masa ósea, se vuelve rígido, pierde fuerza, las arterias y venas se estrechan y pierden flexibilidad. Parece que me refiero al envejecimiento tradicional, pero –en realidad– hablo de que estos efectos del sedentarismo se dan en todas las edades. Anteriormente comenté que la vejez física nada tiene que ver con la edad, ya que hay personas que al no ejercitarse y permanecer tiempo sin entrenarse pierden todas sus cualidades físicas.

Hidratarse continuamente es imprescindible en estas edades, nos dice el Dr. Chopra que la falta de líquidos suficientes provoca muchos desarreglos y acelera el envejecimiento y las enfermedades como la demencia senil. “Cuando los fluidos del cuerpo caen por debajo de cierto nivel, la fisiología empieza a entrar en un estado tóxico; se pierde el vital equilibrio electrolítico y, con el tiempo, también el de la química cerebral.”

– La alimentación variada y equilibrada es otro factor fundamental. Se recomienda disminuir la sal y la grasa animal y aumentar el consumo de frutas y verduras. Procura desayunar siempre y comer en cinco ocasiones del día, siendo la cena más ligera.

Estar ocupados constituye una auténtica herramienta de sanación. Llevar una vida sana y activa sabiendo nivelarte para evitar las prisas que provocan el estrés. Aclara tus prioridades y a partir de ahí ordena tu día.

– El descanso es otro pilar del cuidado personal. Con la edad el lugar de dormir tiene que ser cómodo y sin estímulos que interfieran el sueño (TV, radio, etc.). Puedes hacer una buena siesta si de noche duermes bien. Evita pensar en problemas antes de dormir y en su lugar haz respiraciones profundas y relaja tus músculos.

Práctica. Respiración y Relajación Muscular. Cuento oriental, pág. 47 (Margarita Rojas, 2006).

4. Como cuidarse cuando se cuida a alguien

Introduzco en este apartado cuatro recomendaciones básicas:

  • – Aprende a decir “no” para evitar las sobrecargas que hacen que te agotes energéticamente.
  • – Permite que los demás hagan lo que les corresponde y deja que lo hagan a su manera, entrena el salir del perfeccionismo y del “qué dirán”. Ejemplo de ésto es que tienes que limpiar y ordenar la habitación de tu hijo de 40 años pues él no limpia bien o por si viene alguien y lo ve así.
  • – Busca momentos de respiro para hacer actividades agradables que permitan tu recuperación. Intenta lograr 2 horas libres al menos para ti cada día.
  • – Intenta quedarte en lo que estás haciendo, concentra tu atención en cada momento (Rojas, 2006).

5. Ejercicios para rejuvenecer cada día

  • – Camina al menos durante media hora.
  • – Respira conscientemente sobre unos 5 minutos.
  • – Toma el sol 15 minutos (sirve mientras paseas).
  • – Si viene alguna idea de futuro a tu mente, desarrolla la imaginación positiva.
  • – Mantén alguna conversación con personas de confianza un mínimo de 15 minutos.
  • – Expresa lo que sientes, practica lo menos posible el enfado y toca a los que quieres.
  • – Pide para recibir de los demás y da sin esperar nada a cambio.
  • – Aprovecha para sonreír y reír en cada ocasión.
  • – Deja de lamentarte y ponte en acción.
  • – Cada noche relaja tus músculos antes de dormir.
  • – Permite una aventura, una novedad, un sueño.

6 Páginas Webs recomendadas

www.pulevasalud.com/ps/revista/index.html

http://mayores.consumer.es/documentos/porque/saludable.php

www.insersomayores.csic.es/documentos/otero-relaciones-01.pdf